Con la Madama Butterfly, el Teatre Liceu tuvo un comienzo de año triunfal





Publicado en TLM

Ver: Fotografías de un ensayo general de Madama Butterfly en el Teatre Liceu
Ver: Madama Butterfly de Giacomo Puccini en el Gran Teatre del Liceu

El Liceu abre la temporada de 2019 con la ópera ‘Madama Butterfly’ de Giacomo Puccini, indiscutiblemente una de las más populares y con mayor valor artístico de todos los tiempos.

Con localidades agotadas de forma prematura, de las 10 representaciones que hasta el 29 de enero se presentan en el Liceu, la función que me tocó disfruta el domingo 13 de enero, fue un rotundo éxito, ayudado sin duda por la belleza musical de Puccini, que siempre hace llorar.

En ‘Madama Butterfly’ el compositor ofrece perfección melódica y dramática cuando la joven más feliz de Japón, una adolescente de tan solo 15 años, se casa inocentemente con un hombre de la Armada de los EE.UU.

Toda la Música | Con la Madama Butterfly, el Teatre Liceu tuvo un comienzo de año triunfal
Toda la Música | Con la Madama Butterfly, el Teatre Liceu tuvo un comienzo de año triunfal
Toda la Música | Con la Madama Butterfly, el Teatre Liceu tuvo un comienzo de año triunfal
Toda la Música | Con la Madama Butterfly, el Teatre Liceu tuvo un comienzo de año triunfal
Toda la Música | Con la Madama Butterfly, el Teatre Liceu tuvo un comienzo de año triunfal
Toda la Música | Con la Madama Butterfly, el Teatre Liceu tuvo un comienzo de año triunfal

Puccini encontró inspiración en la novela Madame Chrysanthème, escrita por el francés Pierre Loti en 1887, y en ella, Ki-Hou-San podría ser considerada sin duda la precursora del personaje de Cio-Cio-San.

El mismo Loti vivió un matrimonio de conveniencia con una joven nativa durante su estancia en Japón, al ser oficial de la Marina. El libreto de Luigi Illica y Giuseppe Giacosa, se basa en una obra teatral de David Belasco que en 1900 Puccini vio en Londres. Mas tarde ambos realizarían los libretos de La Bohème y Tosca.

Madama Butterfly fue estrenada en el 17 de febrero de 1904 en La Scala de Milán siendo un gran fracaso, El segundo acto, que duraba 90 minutos, resultó demasiado largo para el público y Puccini decidió dividirlo en dos e intercalar un aria a modo de intermezzo entre ambos, que acabaría convirtiéndose en la más célebre de la obra “Un bel di vedremo”.

María Teresa Leva, la gran ganadora de la noche

Toda la Música | Con la Madama Butterfly, el Teatre Liceu tuvo un comienzo de año triunfal

El domingo 13 de enero la joven geisha Cio-Cio-San fue representada por la soprano María Teresa Leva, como sustituta de Ainhoa Arteta, quien canceló su participación afligida por una faringitis.

La soprano italiana nunca antes había interpretado el rol de Cio-Cio-San, ni tampoco nunca antes había cantado en el Liceu, pero sin embargo dejo al público presente rendido a sus pies por una actuación que mereció una emocionante ovación.

Cabe preguntarse cómo pudo prepararse en tan breve lapso y cómo logró interiorizar tan rápidamente las pautas escénicas del director, pero lo cierto, es que lo consiguió con nota, según el veredicto de los espectadores.

Su Madama Butterfly fue entregada, emocional e intensa, como corresponde sin duda a uno de los personajes más trágicos de la historia de la ópera. Los momentos más emocionantes han sido, el gran dúo de amor del acto I, el aria Un bel di vedremo y la escena del suicidio, profundamente desgarradora.

El segundo acto, íntimo y último, donde los detalles más pequeños, donde las oscilaciones y las oleadas emocionales extremas se mezclan con la música, fue conmovedor gracias a las arias de Cio-Cio-San junto a su humilde y fiel sirvienta Suzuki, que en la voz de Justina Gringyte, estuvo maravillosa en su interpretación.

La versión que se presenta en el Liceu fue estrenada en el 2006 y es una creación de los franceses Moshe Leiser y Patrice Caurier. Fue repuesta en el 2013 en coprodución entre el Liceu y el Royal House Covent Garden.

Según mi opinión, es una producción que crea un ambiente frio, deslucido, sencillo y quizás hasta descolorido. Todo se concentra en la diminuta casa de Butterfly, en medio de un escenario casi desnudo; y como es de esperar en estas propuestas, la atención escénica se centra en los protagonistas.

Toda la Música | Con la Madama Butterfly, el Teatre Liceu tuvo un comienzo de año triunfal
Jorge de León

Notable ha sido Jorge de León, como cruel subteniente de la marina americana Benjamin Franklin Pinkerton, mientras Gabriel Bermúdez como el cónsul Sharpless y Moises Martín como el casamentero Goro, se han lucido en sus respectivos roles.

La Orquesta del Liceu, bajo la dirección del maestro Giampaolo Bisanti, ha sido sin duda la gran responsable de hacer brotar la emoción del público al oír la ejecución de las melodías puccinianas.

La obra maestra de Puccini es de una belleza difícil de superar y la historia de Butterfly, es desde el primer abrazo de los amantes hasta el trágico final, tan intensa y poderosa, que envuelve al espectador en una música gloriosa sin igual.

He visto que ni los hombres pudieron disimular las lágrimas. Todo un logro del Liceu.

Carolina de Pedro Pascual
Editora de Danza Ballet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies