Necrológica. En el adiós al violinista José Ramón Hevia Álvarez

 


Últimas notas en portada de TLM

Toda la Música | Necrológica. En el adiós al violinista José Ramón Hevia Álvarez
Toda la Música | Necrológica. En el adiós al violinista José Ramón Hevia Álvarez

Un formador de talento

Acaba de dejarnos José Ramón Hevia, violinista y profesor jubilado del Conservatorio de Asturias. Hevia era mucho más que lo que puede presuponerse en esa escueta frase precedente.

Estamos ante uno de los mejores formadores de talento musical que ha tenido Asturias y ante un músico comprometido con los nuevos valores a los que apoyò de forma constante a través de innumerables proyectos, todos ellos triunfadores y que aportaron, y mucho, a nuestra región. Lo hizo, además, sin ningún afán de protagonismo, lo cual es mucho decir en un territorio en el que se da tanta importancia al escaparate y tan poca al contenido.

Nacido en Oviedo, donde inició unos estudios musicales que culminó en Bruselas y París, entre otras ciudades europeas, Hevia dedicó su vida a la enseñanza musical y a la interpretación. De hecho, en una de sus primeras etapas profesionales en Cataluña fundó el cuarteto Numen y fue violín principal de la orquesta de cámara «Solistas de Cataluña» que dirigía Xavier Güell, así como concertino de la célebre formación «Diabolus in Música» que impulsó el compositor Joan Guinjoan.

Toda la Música | Necrológica. En el adiós al violinista José Ramón Hevia Álvarez

Toda la Música | Necrológica. En el adiós al violinista José Ramón Hevia Álvarez

También creó festivales de música como el de Cambrils-Salou y estuvo entre los músicos que sacaron adelante un nuevo conservatorio en Vila-Seca/Salou, en la provincia de Tarragona. Poco a poco, se fue acercando a Asturias, ejerciendo la docencia en el Conservatorio Superior de Bilbao, hasta llegar al conservatorio asturiano en el que estuvo desde 1981 hasta su jubilación.

En Oviedo fundó el Cuarteto «Astur», formación clave que, en colaboración con la Universidad y el tristemente desaparecido Festival de Música de Asturias, daría a conocer obras hasta entonces inéditas entre nosotros de autores como maría Teresa Prieto o Conrado del Campo.

De manera paralela se integró en la Orquesta sinfónica de Asturias, y puso en funcionamiento le Orquesta de Cámara «Arché» por la que pasaron algunos de los principales instrumentistas asturianos que hoy están haciendo carrera nacional e internacional.

Otro hito suyo ha sido el Curso de música y el Concurso que cada verano se celebra en Llanes y que goza de enorme prestigio. Toda esta intensa trayectoria se resume en la generosidad de una vida centrada en la música y en el apoyo a los músicos en su fase formativa, tanto la reglada, como la de perfeccionamiento.

La Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, entre otros galardones, reconoció su intensa labor. Fue capaz de estar presente en primera línea del mundo musical con una energía convicción increíble en cada proyecto.

Nos conocimos hace casi treinta años y siempre escuché sus apreciaciones musicales con enorme interés. Separaba muy bien la paja del trigo, obviando el ruido ambiental, que tanto daño hace, para quedarse con lo esencial. Además sabía decir las cosas, especialmente la críticas, con enorme educación y eso tampoco abunda. Lo vamos a echar mucho de menos.

Cosme Marina

Fuente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies