Luto en el mundo de la lírica por la muerte de la gran soprano Mirella Freni


Publicado en TLM

Ver: Mirella Freni

La soprano italiana Mirella Freni (Módena, 27 de febrero de 1935), una de las mejores cantantes de ópera de todos los tiempos, ha fallecido este domingo 9 de febrero en su casa de Módena, después de una larga enfermedad degenerativa y una serie de accidentes cerebrovasculares, según ha informado en una nota la familia de la artista. La cantante habría cumplido 85 años el 27 de febrero.

El velatorio permanecerá abierto el lunes 10 de febrero y el martes 11 de 8.30 a 19.30 horas en la Sala dei Fiumi de la funeraria Terracielo de Módena. El miércoles por la mañana, los restos serán trasladados al Teatro Pavarotti de la localidad para rendirle homenaje y a las 14.30 horas la procesión fúnebre se trasladará a la catedral donde se celebrará el funeral. Freni, viuda de su segundo marido, el bajo búlgaro Nicolaj Ghiaurov (Velingrad, 13 de septiembre de 1929–Módena, 2 de junio de 2004), deja una hija, Micaela de su primer matrimonio con el pianista y director italiano Leone Magiera (Modena, 26 de junio de 1934) y dos nietos, Gaia y Mattia.

Toda la Música | Luto en el mundo de la lírica por la muerte de la gran soprano Mirella Freni

Toda la Música | Luto en el mundo de la lírica por la muerte de la gran soprano Mirella Freni
Toda la Música | Luto en el mundo de la lírica por la muerte de la gran soprano Mirella Freni

El proyecto ‘Módena, città del Belcanto’ le ha dedicado un homenaje en su página y el alcalde de la localidad, ciudad natal de la cantante, Gian Carlo Muzzarelli, ha escrito en un comunicado:

Módena y el mundo han perdido a Mirella Freni. Nos ha dejado una voz espléndida de Módena, una mujer, una artista y una amiga, que llevó con la cabeza alta el nombre de nuestra ciudad por el mundo y lo ha hecho resonar en los aplausos tributados a su arte extraordinario. Módena y sus lugareños la recordarán como merece.

Todavía vivirá con nosotros, aquí donde nació y eligió vivir, aquí donde dio tanto y enseñó a jóvenes talentos del mundo. Aquí, donde el teatro municipal la vio como protagonista memorable de muchas obras, entre las cuales la inolvidable ‘Bohème’ cantada con el amigo de siempre, Luciano Pavarotti en 1967. Mirella ha contribuido de manera extraordinaria, en una larga y prestigiosa carrera, a mantener vivo el vínculo entre la ciudad y el arte, y por eso todos le damos las gracias“.

“Modena e il mondo hanno perso Mirella Freni. Ci ha lasciato una voce splendida di Modena, una donna, un’artista e un’amica, che ha portato a testa alta il nome della nostra città nel mondo e l’ha fatto risuonare degli applausi tributati alla sua arte straordinaria. Modena e i modenesi la ricorderanno come merita. Abiterà ancora con noi, qui dove è nata e ha scelto di vivere, qui dove ha dato tanto e ha insegnato a giovani talenti dal mondo. Qui, dove il Teatro Comunale la vide protagonista memorabile di tante opere, tra le quali l’indimenticabile Bohème cantata con l’amico di sempre Luciano Pavarotti nel 1967. Mirella ha contribuito in modo straordinario, in una lunga e prestigiosa carriera, a tenere vivo il legame tra la città e l’arte, e di questo tutti la ringraziamo”.

Sobre Mirella Fregni

Toda la Música | Luto en el mundo de la lírica por la muerte de la gran soprano Mirella Freni

Mirella Fregni (cambió su apellido a Freni para facilitar su pronunciación) nació en Módena, en el seno de una familia de clase media. Su madre y la del tenor Luciano Pavarotti trabajaban juntas en la fábrica de tabaco de la localidad y ambos cantantes fueron ‘hermanos de leche’ (compartieron la misma ama de cría). Era sobrina nieta de la soprano Valentina Bartolomasi.

Su primera aparición pública se produjo en un concurso de radio cuando tenía 10 años, interpretando el aria ‘Un bel di vedremo’. Uno de los jueces, el tenor Beniamino Gigli le advirtió que corría el riesgo de arruinar su voz si no dejaba el canto hasta que fuera un poco mayor. Freni siguió su consejo y no retomó los estudios vocales hasta los 17 años con los maestros Luigi Bertazzoni y Ettore Campogalliani, el mismo con el que estudió Renata Tebaldi.

Debutó antes de cumplir los veinte años, el 3 de febrero de 1955, interpretando el papel de Micaela en ‘Carmen’, en el Teatro Municipal de su ciudad. A partir de ese momento comenzó una carrera ascendente que la llevaría a actuar en los principales teatros del mundo: la Scala de Milán, el Metropolitan de Nueva York, la Ópera de París, el Bolshoj de Moscú, el Royal Opera House de Londres, la Ópera Estatal de Viena, el Festspielhaus de Salzburgo, el Colón de Buenos Aires, la Ópera de Washington, el Teatro Nacional de Tokio, el Liceu de Barcelona, el Teatro de la Zarzuela de Madrid, entre otros muchos. En más de 40 años de carrera, Mirella Freni desempeñó más de 40 roles de ópera, trabajando con los directores musicales y de escena más famosos de su época como Von Karajan, que se convertiría en su mentor, Giulini, Pretre, Kleiber, Solti, Abbado, Sinopoli, Muti, Visconti, Strehler, Zeffirelli, Ronconi o Ponnelle.

En sus años de carrera realizó un gran número de registros discográficos y muchas grabaciones de radio y televisión y películas. Aún en plenas facultades, decidió abandonar la escena para dedicarse completamente a la docencia, que ya alternaba con la interpretación. Fundó con Ghiaurov el Centro Universale del Bel Canto en Vignola, en el que iniciaron clases magistrales en 2002.

Tras la muerte de Ghiaurov, en 2004, Freni continuó su trabajo y sus clases en el centro y en ciudades de todo el mundo. “Canten por amor, por pasión, por belleza”, decía a sus alumnos. En 1990 publicó sus memorias, ‘Mio caro teatro’.

En su vida personal se casó con su maestro Leone Magiera en 1955, con el que tuvo a su hija Micaela, tras lo que se retiró de los escenarios una temporada. Se divorciarían en 1978, después de 23 años de matrimonio. En 1981 volvió a contraer matrimonio con el bajo Nicolaj Ghiaurov, con el que permanecería 23 años, hasta el fallecimiento de este en 2004.

A lo largo de su vida recibió numerosos premios y reconocimientos: al volver a los escenarios en 1958, después de su primer matrimonio y el nacimiento de su hija, ganó el prestigioso premio internacional Giovanni Battista Viotti en Vercelli. Además por el total de su carrera le fueron entregados la insignia de la Legión de Honor en Francia; el honor de Kammersaengerin en Austria y Alemania; el de Caballero de la Gran Cruz del Estado italiano; el sealum magnum de la Universidad de Bolonia; el nombramiento de Santa Cecilia como académica efectiva.

Además le fueron entregadas las llaves de Miami y Nueva York; la Universidad de Pisa le otorgó un título honorífico en lengua y literatura extranjeras; recibió el Óscar a la ópera en Verona, los Midem Classical Awards en Cannes; en 2005, el Metropolitan de Nueva York organizó una gala para celebrar el cuadragésimo aniversario de su debut en ese teatro y sus cincuenta años de carrera; en 2007 recogió en Oviedo, el Premio Lírico Teatro Campoamor a toda una carrera dedicada al canto y en 2015, el Teatro alla Scala de Milán y el Teatro Pavarotti de Módena dedicaron una velada en su honor, con motivo de su octogésimo cumpleaños.

Fuente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies