FIDELIO Op. 72 de Ludwig van Beethoven (1770-1827)





FIDELIO Op. 72 de Ludwig van Beethoven (1770-1827)

24, 27 y 30 de octubre, a las 20,30 horas

  • Ópera en dos actos con libreto de Friedrich Treitschke sobre los anteriores de Joseph von Sonnleithner y Stephan von Breuning, basados en la obra de Jean Nicolas Bouilly Léonore ou l’amour conjugal.
  • Estreno de la primera versión (Fidelio) el 20 de noviembre de 1805 y de la segunda (Leonore), el 29 de marzo de 1806 en el Theater an der Wien.
  • Estreno de la versión definitiva el 23 de mayo de 1814 en el Theater am Kärntnertor de Viena.
  • Breitkopf & Härtel Musikverlag

Toda la Música | FIDELIO Op. 72 de Ludwig van Beethoven (1770 1827)
Pedro Halffter, director musical

Equipo Artístico

Dirección musical PEDRO HALFFTER
Dirección de escena JOSÉ CARLOS PLAZA
Director del Coro ÍÑIGO SAMPIL
Escenografía FRANCISCO LEAL
Vestuario PEDRO MORENO
Iluminación FRANCISCO LEAL / ÓSCAR SÁINZ
Ayudante dirección de escena: GREGOR ACUÑA
REAL ORQUESTA SINFÓNICA DE SEVILLA
Director artístico y musical, JOHN AXELROD
CORO DE LA A. A. DEL TEATRO DE LA MAESTRANZA

Toda la Música | FIDELIO Op. 72 de Ludwig van Beethoven (1770 1827)
José Carlos Plaza, director de escena

Toda la Música | FIDELIO Op. 72 de Ludwig van Beethoven (1770 1827)

Producción
Teatro de la Maestranza con la colaboración especial del Ministerio de Cultura a través de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales

Toda la Música | FIDELIO Op. 72 de Ludwig van Beethoven (1770 1827)
Toda la Música | FIDELIO Op. 72 de Ludwig van Beethoven (1770 1827)
Toda la Música | FIDELIO Op. 72 de Ludwig van Beethoven (1770 1827)

Patrocinado por

Toda la Música | FIDELIO Op. 72 de Ludwig van Beethoven (1770 1827)

El Teatro de la Maestranza agradece a la FUNDACIÓN ENDESA,
el patrocinio de la edición del libreto de esta ópera

Toda la Música | FIDELIO Op. 72 de Ludwig van Beethoven (1770 1827)

 

Elenco

Don Fernando, ministro de Rey: ADRIAN ERÖD | Barítono
Don Pizarro, gobernador de la prisión: THOMAS GAZHELI | Barítono
Florestan, un prisionero: ROBERTO SACCÀ | Tenor
Fidelio, nombre utilizado por Leonora, esposa de Florestan: ELENA PANKRATOVA | Soprano
Rocco, carcelero jefe: WILHELM SCHWINGHAMMER | Bajo
Marzelline, su hija: MERCEDES ARCURI | Soprano
Jaquino, portero de la prisión, enamorado de Marzelline: BEÑAT EGIARTE | Tenor
Soldados de guardia, prisioneros políticos, pueblo…etc. | Figuración
Banda interna: Antonio Manuel Reyes Acebes (Trompeta)

Argumento de FIDELIO

En una prisión del Estado cerca de Sevilla, el gobernador Pizarro retiene ilegalmente encarcelados a prisioneros políticos, entre los cuales se encuentra Florestan, su adversario. Leonore, esposa de éste, disfrazada de hombre, emprendió su búsqueda y espera conseguir su liberación con la ayuda de don Fernando, un ministro del rey. En la prisión donde cree que se encuentra, ha tomado el nombre de Fidelio y ha sido admitida por Rocco, el carcelero, cuya confianza ha conseguido ganarse mediante su trabajo.

Acto Primero

Marzelline, la hija de Rocco, el carcelero, está dedicada a sus labores delante de su puerta en el patio de la prisión. Jaquino, el portero, trata de declararle su amor, pero sus tentativas son interrumpidas por la llegada de alguien que llama, para gran alivio de Marzelline, que no comparte sus sentimientos desde que se enamoró del joven Fidelio, que ha comenzado a trabajar en la prisión desde hace algún tiempo. Marzelline, que no sabe que Fidelio no es un hombre, expresa los profundos sentimientos que siente por él, mientras el supuesto joven, encargado de un asunto fuera de la prisión, es esperado con urgencia por Rocco. Más bien desolada por las ilusiones y las esperanzas de Marzelline, Leonore se da cuenta de las contradicciones existentes entre la identidad que ha adoptado y su verdadero objetivo que es el de liberar a su marido. Rocco declara que le gustaría que Fidelio se convirtiera en su yerno, y entona un himno en honor de la propiedad y de la seguridad material para que adviertan que no sólo se vive de amor. Leonore ruega a Rocco que tenga más confianza en él y, con el pretexto de aligerarle de sus tareas, le pide permiso para trabajar también en las celdas subterráneas, que hasta ahora el carcelero le ha prohibido, y donde languidece desde hace dos años un prisionero cuyo nombre y delitos nadie conoce. Por orden del gobernador, Rocco ha ido reduciendo cada vez más la ración de alimento de este misterioso prisionero que se muere en crueles condiciones. Leonore comprende que podría tratarse de su marido Florestan y decide averiguarlo.

Una sombría marcha anuncia la llegada de Pizarro acompañado de sus oficiales y sus guardias. Entre las cartas y despachos que le entrega Rocco se encuentra un aviso anónimo: el ministro Fernando se ha enterado de que Pizarro mantiene encarcelados a víctimas de su poder despótico y llegará en unas horas para hacer una inspección. Pizarro, de carácter brutal y vengativo, decide asesinar a su encarnizado enemigo y ordena al centinela que dé una señal de trompeta cuando vea llegar al ministro. Trata de sobornar a Rocco con una bolsa llena de dinero para que asesine al prisionero, pero sólo logra convencerle para que cave la tumba, y tendrá que encargarse él mismo del asesinato cuando Rocco le avise.

Leonore llega precipitadamente a escena, presa de sombríos presagios, sin embargo, recobra su valor y participa también en el entusiasmo y la alegría general. Marzelline debe rechazar una vez más los avances de Jaquino, que está decepcionado y celoso porque Rocco ya no le da ninguna esperanza de matrimonio. Para asegurarse de que Florestan no se encuentra entre los demás prisioneros, Leonore insiste para que les sea permitido salir a pasear por el patio. Los prisioneros saludan la luz y el aire libre, esparciéndose por el jardín y evitando hablar por temor. Rocco confía a Leonore que el gobernador no tiene objeciones a su matrimonio con Marzelline y, ahora, puede ayudarle a cavar la fosa para el prisionero. Marzelline y Jaquino cuentan a Rocco que Pizarro está furioso a causa del paseo de los prisioneros, que no había autorizado. Cuando llega a escena, Rocco le tranquiliza con la excusa que el otro hombre, el que está bajo tierra, habrá de morir de todos modos. Los prisioneros regresan a sus celdas.

Acto Segundo

En una sombría celda subterránea, Florestan, encadenado a una piedra, grita su desesperación: su lamento alcanza una exaltación al límite de la locura, pero mantiene la calma cuando, como en un sueño, cree ver a su esposa Leonore, antes de desvanecerse.

Cuando entran Rocco y Leonore, apenas logran iluminar la oscuridad con su linterna, y comienzan a cavar.

Florestan vuelve en sí. Leonore le reconoce y, bajo la influencia de la enorme tensión psicológica, pierde el conocimiento unos instantes. Solamente en este momento, Florestan se entera por Rocco de que es Pizarro quien le ha hecho encerrar en esta prisión. Leonore le da un poco de vino y un mendrugo de pan, pero Florestan no es capaz de reconocerla.

A la señal convenida, Pizarro, embozado, entra en el lugar y ordena a Leonore que se aleje, pues está pensando en asesinar a Rocco y Leonore para eliminar a los testigos de su crimen. Ya saborea su superioridad y su venganza, pero cuando desenvaina su puñal para matar a Florestan, Leonore se arroja entre los dos hombres gritando “Matad antes a su esposa” al tiempo que empuña una pistola. En este momento, resuena la trompeta y Jaquino anuncia la llegada del ministro. Ahora, son Leonore y Florestan quienes vislumbran el momento de la venganza. Leonore narra a su marido sus esfuerzos por liberarle. La alegría de la pareja reunida es inmensa. Rocco anuncia la apertura de las celdas y hace subir a Florestan encadenado para que sus mismas cadenas le sean puestas al gobernador. Una multitud alegre se ha reunido en la plaza de desfiles y el ministro anuncia la amnistía de los prisioneros en un discurso humanitario. Reconoce entonces en Florestan al amigo a quien creía muerto por servir noblemente a la verdad. El tirano Pizarro es detenido. En una inmensa manifestación de alegría, todos entonan un himno al amor conyugal.

NdeP

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies