Crónica de la actuación de Emir Kusturica y Moonlight Benjamin en Pirineos Sur





Toda la Música | Crónica de la actuación de Emir Kusturica y Moonlight Benjamin en Pirineos Sur

Publicado en TLM

Ver: Pirineos Sur

La No Smoking Orchestra y el director serbio ofrecieron en el Anfiteatro de Lanuza su única actuación en España y encandilaron a un público entregado a sus ritmos de los Balcanes.

Trepidante concierto de Kusturica

Pirineos Sur encara ya su recta final, pero arranca con un artista marca de la casa, de esos que son un valor seguro en directo y encandilan al público casi desde el comienzo del show.

Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra regresaron ayer el Anfiteatro de Lanuza con todo el propósito de firmar una noche memorable, sin hacer prisioneros desde el minuto uno.

Toda la Música | Crónica de la actuación de Emir Kusturica y Moonlight Benjamin en Pirineos Sur
Toda la Música | Crónica de la actuación de Emir Kusturica y Moonlight Benjamin en Pirineos Sur
Toda la Música | Crónica de la actuación de Emir Kusturica y Moonlight Benjamin en Pirineos Sur
Toda la Música | Crónica de la actuación de Emir Kusturica y Moonlight Benjamin en Pirineos Sur
Emir Kusturica y la No Smoking Orchestra – © Jaime Ortíz

Su única actuación en España este verano será recordada como una de las más trepidantes y más bailables de esta edición del Festival de las Culturas.

Ataviados con sus trajes al estilo militar, los músicos capitaneados por un Kusturica pletórico y muy comunicativo (con intermedios acompañados por la eterna banda sonora de “La pantera rosa”) realizaron un repaso a su último disco, “Corps Diplomatique” (Tarantella”, “Fuck MTV”, “Comandante” y “Cerveza”), pero no dejaron de lado, por supuesto, las bandas sonoras por las que el director serbio llegó a la fama (“Gato Negro, Gato Blanco”. “La vida es un Milagro” o “Underground”).

Sin tregua y sin apenas descansos, ofrecieron un concierto de casi dos horas en el que no se escatimó de toda la fuerza propia de la música balcánica: guitarras, acordeón, bajo, violín, tuba, tambores… Todo valía para el único objetivo, conquistar a las más de 2.000 almas que colmaban el borde del pantano de Lanuza. Y si se han de coger sus instrumentos y tocar recorriendo todo el graderío para clamor popular, pues se hace.

Emir Kusturica no engaña, su música es una celebración de la vida sin olvidar el espíritu combativo, y eso fue lo que se vivió anoche en Pirineos Sur, una noche para bailar, cantar y, sobre todo, brindar. De hecho, finalizaron el show con un bis en el que repitieron su canción “Cerveza”.

El rock vudú de la haitiana Moonligth Benjamín

Siguiendo esa línea de conexión con las diversas músicas negras que ha dominado durante toda la semana la programación del escenario Mercados del Mundo de Sallent de Gállego, en la tarde-noche del jueves la haitiana Moonlight Benjamin cautivó a un público siempre receptivo, que se entrega a fondo aunque las propuestas musicales del festival durante estos días resultaban prácticamente desconocidas para la inmensa mayoría de los asistentes.

De Haití, el país más pobre de América y el primero que alcanzó la independencia -en 1804- a través de una rebelión de los esclavos negros, es originaria la cantante Moonlight Benjamin, actualmente residente en Francia. Su música conjuga la herencia créole haitiana y los ecos de trance vudú con el rock y el blues, combinando lo ancestral con las guitarras eléctricas; pero sobre todo se impone ella, Moonlight Benjamin, dotada de una poderosa voz de tonos graves y profundos, además de una magnética presencia escénica.

Con su vestido rojo y negro, descalza, bailando y girando sobre sí misma o postrándose de rodillas en segundo plano mientras guitarras y bajo ocupan la primera línea de escenario, Benjamin parece convertirse por momentos en sacerdotisa de un ancestral ritual vudú, como salida de la película “El corazón del ángel”. A través de canciones como “Papa Legba”, “Simido”, “Douxpays”, “Piedpoudre” o “Siltane”, un poderoso e hipnótico blues de cadencia antillana que da título a su último álbum, la hechicera haitiana fue atrapando a la audiencia en una irresistible tela de araña sonora.

Ya en la recta final de su actuación, Moonlight Benjamin interpretó temas de ritmos más festivos y bailables, como “Port-au-Prince”, coloreada por aires afrocubanos aunque siempre sostenida por una base muy rockera, “Pasay” o “Des murs”. Acompañada por un excelente cuarteto de músicos franceses (dos guitarras eléctricas, bajo y batería) que disparaban potentes andanadas eléctricas, la artista haitiana sometió a la concurrencia a su mágico embrujo.

Toda la Música | Crónica de la actuación de Emir Kusturica y Moonlight Benjamin en Pirineos Sur
Moonlight Benjamin – © Pedro Etura

Circo con acento aragonés

Los aragoneses Alodeya lleva más de cinco años sobre los escenarios y ayer actuaron por segunda en vez en Pirineos Sur ante más de 900 personas. Lo hicieron con el espectáculo Awareen el que combinan acrobacias, malabares y música en directo.

Un proyecto que surgió en el marco del programa transfronterizo de Mar a Mar y que este año les llevará a recorrer decenas de festivales y certámenes.

Nota de prensa completa

Toda la Música | Crónica de la actuación de Emir Kusturica y Moonlight Benjamin en Pirineos Sur

NdeP – Departamento de Comunicación
XXVIII Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies