Carmen Solís debuta como solista principal invitada en temporada de conciertos de la Orquesta de Extremadura





Comparte TLM con tus amigos!
  

De maestros a discípulos. O de Tanéyev a Rajmáninov

Este programa vuelve a reunir a dos geniales compositores y pianistas que dieron continuidad a la escuela de Tchaikovsky.

La soprano extremeña Carmen Solís se estrena en esta temporada como principal solista invitada de la Orquesta de Extremadura. En esta temporada y siempre, porque la Orquesta de Extremadura incluye por primera vez esta figura, la del principal artista invitado, en su programación anual. Solís actuará en hasta tres programas de este ciclo de conciertos.

Carmen Solís comenzó su carrera estudiando Canto con la soprano María Coronada Herrera en su ciudad natal, Badajoz y en música Coral con Carmelo Solís, estudios que perfeccionó con Teresa Berganza, Peter Philips, Ricardo Requejo, Tamara Brooks o Kevin Smith, entre otros.

Es poseedora de numerosos premios y finalista en importantes concursos, su carrera concertística y operística se desarrolla en Francia, Canadá, Chile, Alemania, Italia, Portugal y los principales escenarios y festivales españoles.

Toda la Música | Carmen Solís debuta como solista principal invitada en temporada de conciertos de la Orquesta de Extremadura
Toda la Música | Carmen Solís debuta como solista principal invitada en temporada de conciertos de la Orquesta de Extremadura

Toda la Música | Carmen Solís debuta como solista principal invitada en temporada de conciertos de la Orquesta de Extremadura

Sus más recientes y próximos compromisos incluyen el papel de Cio-cio-san en Madama Butterfly en la Ópera de Oviedo y en Gijón, el de Nedda en Pagliacci en el Teatro Municipal de Santiago de Chile, Rosa en la ópera postuma de Pablo Sorozábal, Juan José, en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, Edgar y Le villi en forma de concierto con la Orquesta de RTVE, Il trovatore en el Calderón de Valladolid y Goyescas en el Teatre de la Llotja de Lleida.

En el concierto que nos ocupa, De maestros a discípulos, tercero de la temporada Dualidades, Carmen Solís interpreta Dúo para soprano y tenor sobre la obertura de Tchaikovsky de «Romeo y Julieta», de Serguéi Tanéyev. Una obra que la Orquesta de Extremadura no ha interpretado antes.

Completa este dúo el tenor Jorge Rodríguez Norton, quien ya ha participado en ocasiones anteriores con la OEX; en 2014 con Luisa Fernanda, y en 2015 con El Barberillo de Lavapiés.

Rodríguez Norton es Licenciado en Canto Lírico por el Conservatorio Superior Joaquín Rodrigo de Valencia y Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño por la Escuela Superior de Arte de Oviedo.

También ganador en 2010 y 2013 del Concurso Internacional de Canto Ciudad de Logroño. Debutará en la Ópera de Bayreuth en 2019.

Y ambos estarán dirigidos por Miguel Romea, como director invitado.

Romea es un habitual en el podio de la Orquesta de Extremadura. El profesor de dirección de orquesta en la Facultad de Música de la Universidad Alfonso X el Sabio y la Academia de Opus 23 y director titular y artístico de la Orquesta Sinfónica Verum, imparte con regularidad cursos de dirección de orquesta y dirige a un gran número de orquestas nacionales e internacionales. Fue el primer director titular de la Orquesta Joven de Extremadura.

Además del dúo para soprano y tenor de Tanéyev, Romea dirigirá la Sinfonía nº 2 en mi menor, op.27, de Serguéi Rajmáninov, la otra obra que completa la propuesta musical de este programa, centrada en dos geniales compositores y pianistas que dieron continuidad a la escuela de Tchaikovsky.

Jueves 8 en Badajoz y viernes 9 en Cáceres a las 20:30hs

Venta de entradas

Palacio de los Congresos de Badajoz

Comprar entradas

Palacio de Congresos de Cáceres

Comprar entradas

Programa

1

Serguéi Tanéyev
Dúo para soprano y tenor sobre la obertura de Tchaikovsky de «Romeo y Julieta» (1894) *

2

Serguéi Rajmáninov
Sinfonía nº 2 en mi menor, op.27 (1906-1907)

Largo – Allegro moderato
Allegro molto
Adagio
Allegro vivace

Notas al programa

Serguéi Tanéyev fue uno de los profesores de más prestigio que ha tenido el Conservatorio de Moscú, donde entró en el primer curso de su fundación como uno de los primeros alumnos que estudió composición con Tchaikovsky y piano con Nikolái Rubisntein. El título de este programa hace referencia al hecho de que Tanéyev fuera, a su vez, el maestro de Serguéi Rajmáninov, que se cuenta entre los más ilustres que pasaron por su aula, junto a Skriabin, Vassilenko, Alensandrov o Jarecki. Tanéyev es el eslabón que permite enlazar Rajmáninov, su alumno, con Tchaikovsky, su maestro, dando lugar a la continuidad de la estética romántica y postromántica rusa que tanto peso tiene en el sinfonismo universal.

Tanto Tanéyev como Rajmáninov, comparten la doble faceta de pianistas con una brillante carrera concertística y creadores de un importante catálogo de obras sinfónicas. Tanéyev estrenó en Moscú el Concierto para piano y orquesta núm.1 de Tchaikovsky, que fue uno de los momentos culminantes de su carrera. Como compositor, Tanéyev realizó una gran variedad de obras: nueve cuartetos, dos quintetos, un concierto para piano, una suite concertante para violín, también obras corales y cantatas como la de San Juan de Damasco, conocida como “Un Requiem ruso”, y también cuatro sinfonías. La obra con la que se sintió más identificado fue Oresteya, de 1882, que, a pesar de parecer una ópera, la concebió como una trilogía musical y fue estrenada en el Teatro Mariinski. Con los principales temas de esta obra, escribió una obertura de concierto que fue dirigida por el mismo Tchaikovsky en 1889. Es importante recordar que Tanéyev fue el que inspiró a Lev Tolstoi la novela corta La sonata Kreuzer, en la que el gran escritor ruso reflejó los problemas de celos e infidelidad que tuvo con su esposa Sofía por los sentimientos que ésta mostraba hacia este músico, que algunos años frecuentó la familia Tolstoi en su granja de Yásnaia Poliana.

En primer lugar, de discípulo a maestro, podremos escuchar un dueto para soprano y tenor que Tanéyev realizó con los temas de la obertura-fantasía Romeo y Julieta que Tchaikovsky había compuesto en 1869, a partir de la cual quería realizar una ópera. Después de su muerte, en 1893, Tanéyev descubrió unos borradores de las partes vocales de un dueto amoroso que Tchaikovsky había dejado a medias para este proyecto, y decidió completarlo y publicarlo en 1894, siendo estrenado en San Petersburgo aquel mismo año. La letra se debe a Aleksandr Sokolovsky a partir de la obra de Shakespeare. En ella reconoceremos el popular tema principal del Romeo y Julieta de Tchaikovsky que en este caso cantan los dos protagonistas en una atmósfera sentimental muy dramática que va languideciendo como el final trágico de su amor.

En esta segunda obra, volvemos a encontrar un ejemplo de estima y reconocimiento de un discípulo hacia su maestro, ya que el célebre Serguéi Rajmáninov la dedicó a su maetro Tanéyev. Se trata de una de las obras maestras del sinfonismo del siglo XX, escrita entre 1906 y 1907. El mismo Rajmáninov dirigió el estreno en San Petersburgo el 8 de febrero de 1908 en su máxima duración, sin cortes, que llegaba a los sesenta minutos. Rajmáninov había sido nombrado director musical del Teatro Bolshoi de Moscú, pero la dedicación que le exigía este cargo le impedía poderse dedicar suficientemente a la composición, por lo que acabó trasladándose con su familia a Dresden, en Alemania, donde estuvo tres años en los cuales pudo encontrar la calma y el tiempo para concebir esta gran sinfonía. La primera que compuso fue en 1897, que fue estrenada bajo la dirección de Aleksandr Glazunov, pero tuvo una crítica desastrosa que lo deprimió profundamente. Rajmáninov pudo recuperarse anímicamente gracias a un psiquiatra, el doctor Nikolai Dahl, a quien dedicó el célebre Concierto para piano y orquesta núm.2, de 1901. Fue a partir de este momento, después del éxito de esta obra, que Rajmáninov encontró el impulso para culminar su segunda sinfonía, que le valió el reconocimiento de un nuevo premio Glinka y con la que pudo recuperar su confianza para seguir componiendo para orquesta sinfónica, para la que llegó a hacer una tercera sinfonía y muchas otras obras orquestales.

Esta segunda sinfonía consta de cuatro movimientos, el primero de los cuales empieza muy lentamente, sosteniéndose en los graves para ir introduciendo, con oleadas de sonido, el tema principal, hasta llegar a un clímax que se desvanece cuando suena el corno inglés, y cambia a Allegro, a un ritmo más ágil que recorrerá este primer tiempo con una gran intensidad emotiva. Aquí la música parece reflejar el desasosiego que Rajmáninov había sentido después del fracaso de la primera sinfonía.

El segundo movimiento, también en una tonalidad menor como el anterior, parece tomar la forma libre del Scherzo, como era tradicional en muchas sinfonías románticas. En contraste con el dramatismo del primer movimiento, arranca con un ritmo más vivo en los violines, que quedan acentuados por el resto de la orquesta transmitiéndonos un clima de más optimismo.

En el tercer movimiento, ya nos encontramos en una tonalidad mayor, que nos produce un sentimiento aún más vitalista. El tema principal está presentado por el clarinete en un solo muy elocuente, donde las notas parecen percibirse como su fueran palabras, tal y como reconocemos a menudo en las sublimes melodías de Rajmáninov. Un movimiento que nos va elevando infinitamente hasta una apoteosis sonora en el que el tratamiento de la cuerda pasa de lo más sutil y transparente al máximo grosor dramático.

El cuarto y último movimiento, también en tonalidad mayor, vuelve de nuevo a la estructura de la forma sonata, que se expande haciendo giros muy contrastados siempre con un tono festivo, en el que parece expresar a un golpe de platillos la alegría de la vida y el triunfo del arte sobre las adversidades de la condición humana. Rajmáninov firma con los últimos acordes, como es habitual en sus obras, una de las partituras más impresionantes de toda la historia de la música.

©­ Mònica Pagès

Mònica Pagès es periodista especializada en música clásica. Colabora regularmente con medios como la Revista Musical CatalanaRitmo o la emisora de radio Catalunya Música y con entidades culturales como el Palau de la Música Catalana, el Auditori de Barcelona o la Fundación la Caixa. Ha escrito la biografía de Conxita Badia (ICD, 1997 y Gent Nostra, 2000), Gaspar Cassadó, la voz del violonchelo (Amalgama, 2000) y Academia Granados-Marshall: cien años de escuela pianística en Barcelona (AM, 2001). Recientemente, ha publicado el libro sobre Enrique Granados Granados, el so de la mirada (Pagès Editors, 2016) y la primera biografía de la pianista Alicia de Larrocha (Notas para un genio, Alba Editorial 2016).

Sobre Miguel Romea

Toda la Música | Carmen Solís debuta como solista principal invitada en temporada de conciertos de la Orquesta de Extremadura

Nace en Madrid, en cuyo Real Conservatorio de Música obtiene el título de clarinete y consigue el “Premio de Honor Fin de Carrera”. Cursa estudios de postgrado en Rotterdams Conservatorium y Universität Mozarteum de Salzburgo.

Desde 2010 es Director Titular y Artístico de la Orquesta Sinfónica Verum, formada por músicos de la nueva y talentosa generación de jóvenes españoles y referencia tanto en el repertorio sinfónico como en ópera y ballet, trabajando con artistas como Plácido Domingo, Gregory Kunde, Javier Camarena, English National Ballet o el Ballet Nacional de Uruguay. Anteriormente, ha sido Director Titular de la Joven Orquesta de Extremadura, con la que ha sido invitado a varios festivales europeos, y también Director Asistente de la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid, realizando varias giras de conciertos por España e Italia.

Ha dirigido un gran número de orquestas nacionales e internacionales: Orquesta Nacional de España, Orquesta de RTVE, Malaysian Philharmonic Orchestra, Kuopio Symphony Orchestra (Finlandia), Jönköpings Sinfonietta (Suecia), Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, Orquesta de Córdoba, Orquesta de Extremadura, Orquesta Filarmónica de Málaga, Orquesta Sinfónica de Castilla y León, Joven Orquesta Nacional de España, Orquesta Andrés Segovia, Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid, Orquesta Sinfónica de El Paso, West Island Symphony Orchestra, Orquesta SJ de Montreal, entre otras. Con estas agrupaciones mantiene un trabajo constante, desarrollando un repertorio que abarca ciclos completos de Beethoven, Schumann y Brahms, sinfonías de Mahler, así como el gran repertorio de música rusa (Tchaikovsky, Stravinsky, Shostakovich, Prokofiev, etc.) y española (Albéniz, Falla, Turina, etc.).

Miguel Romea ha dirigido un buen número de estrenos, entre los que se encuentran las óperas Yo lo vi de Tomás Marco y El Quijote de Wilhelm Kienzl, y multitud de obras sinfónicas de José Luis Turina, Sofía Martínez, Joaquín Clerch, Carlos Satué, Marisa Manchado, José Luis Greco y José Zárate, entre otros. Ha dirigido en los festivales de música de Montreal, Florencia, Alicante, Málaga, etc., además de estar al frente de la Dirección Musical de numerosas producciones de zarzuela.

Recientes y próximos compromisos incluyen su debut con la Orquesta de Valencia, Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, Orquesta Sinfónica de Bilbao, Duisburger Philharmoniker, Robert Schumann Philharmonie en el Theater Chemnitz (Alemania) y su regreso al frente de la Jönköping Sinfonietta (Suecia), entre muchos otros.

Miguel Romea es profesor de Dirección de Orquesta en la Facultad de Música de la Universidad Alfonso X el Sabio y la Academia de Opus 23. Asimismo, imparte con regularidad cursos de dirección de orquesta, siendo en la actualidad uno de los pedagogos más solicitados en toda la geografía española.

Sobre Carmen Solís

Toda la Música | Carmen Solís debuta como solista principal invitada en temporada de conciertos de la Orquesta de Extremadura

Nacida en Badajoz, tras las carreras de piano, canto y música coral, gana numerosos concursos de canto como el “Manuel Ausensi”, “Villa de Abarán”, Nuevas Voces ciudad de Sevilla, OPERALIA, Francisco Viñas, “Jose A. Alegría” (Portugal), Concurso de Logroño y la “Targa d’argento” al mayor talento artístico de la fundación Alfredo Catalani de Lucca (Italia).

Ha actuado en Francia (Théâtre du Châtelet de París, Royan, Sant Genís), Canadá (Teatro de la Ópera de Québec), Alemania, Italia, Portugal, y en los principales escenarios españoles: Teatro Real, Teatro Monumental, Gran Teatro del Liceo, Teatro Campoamor, Palacio Euskalduna, Teatro Arriaga de Bilbao, Teatro Gayarre de Pamplona, Palau de la Música de Barcelona, Auditorio Nacional de Música de Madrid junto a la ORTVE, Orquesta Sinfónica de Madrid, Orquesta del Teatro del Liceo, Orquesta de la AGAO, Orquesta de la ópera de Quebec, Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, Orquesta del festival “Un violon sur le sable”, Sinfónica de las Islas Baleares, Orquesta de Extremadura, Orquesta de la Toscana bajo la batutas de Plácido Domingo, Pedro Halffter, Daniel Lipton, Adrian Leaper, Julian Kovatchev, Paolo Arrivabeni, Guerassim Voronkov, Eduardo López Banzo, Manuel Coves, Andrés Juncos, entre otros. También ha trabajado con directores escénicos como Emilio Sagi, Curro Carreres o Gilbert Defló.

Debuta en el Teatro Real de Madrid con el rol de Furie en Orfeo y Euridyke de Ernst Krenek. Tras su debut, ha cantado Amelia (Un Ballo in Maschera) y Leonora (Il trovatore) en Oviedo; Tosca en Bilbao (Teatro Campos), Pamplona (Auditorio Baluarte) y Lucca (Teatro del Giglio); Suor Angelica en Badajoz; Santuzza (Cavalleria rusticana) en Lucca; Mimì (La Boheme) en Barcelona; Contessa (Le nozze di Figaro) en ABAO (Euskalduna); Reyes de Entre Sevilla y Triana de Sorozábal en el Teatro Arriaga de Bilbao y Teatro de la Maestranza de Sevilla.

Del repertorio sinfónico, ha interpretado con gran éxito la Messa da Requiem de Verdi, Requiem y Misa de la Coronación de Mozart, Gloria de Vivaldi, Misa en Sol de Schubert, Stabat mater de Pergolesi, Requiem de Fauré, Petit Messe Solennelle de Rossini, Magnificat de Bach y Ave Maris Stella de Leonardo Leo, entre otras.

Ha actuado en algunos de los festivales más importantes de España y el extranjero como el Festival de Santander, Gala lírica de la OSRTVE, Festival “Un violón Sur le sable” de Royan y Festival lirique des Payses Catalans (Francia), en la Fundación Lazzareschi de Porcari-Lucca (Italia), Festival lírico de El Escorial, en Montecatini (Italia), Stagione lirica del Teatro del Giglio (Lucca, Italia),  Semana de Música Sacra de Badajoz.

Sus más recientes y próximos compromisos incluyen: Cio-cio-san en Madama Butterfly en la Ópera de Oviedo y en Gijón, Nedda (Pagliacci) en el Teatro Municipal de Santiago de Chile, Rosa (Juan José) en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, Edgar y Le villi en forma de concierto con la Orquesta de RTVE y el Mº Gómez-Martínez, Il trovatore en el Calderón de Valladolid con  el Mº Óliver Díaz (nueva producción) y Goyescas en el Teatre de la Llotja de Lleida.

Sobre Rodríguez-Norton

NdeP – Fundación Orquesta de Extremadura

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies