Audición Comentada Online – Danza Macabra de Camille Saint-Saëns

Amena - Interesante - Útil | Audición emitida por Radio Onda Madrid

Toda la Música | Audición Comentada Online   Danza Macabra de Camille Saint Saëns

Octava Audición Comentada Online

En esta nueva sesión de Audiciones Comentadas Online vamos a hablar de la música de Camille Saint-Saëns, quienescribió su Danza Macabra en 1847 basándose en un poema de Jean Lahor, médico y poeta francés del siglo XIX cuyo verdadero nombre era Henri Cazalis.

En este poema, la muerte interpreta una danza a medianoche en un cementerio y se escuchan los huesos de los danzarines al bailar. Cuando canta el gallo, todos vuelven corriendo a sus tumbas para que no les sorprenda el amanecer.

A este tipo de obras que siguen un programa o guión se las engloba dentro de la llamada música programática, y en este caso nos encontramos ante un poema sinfónico, es decir, una obra programática para orquesta en la que el origen de la misma es extramusical, en este caso literario, pero también podría estar inspirada en una pintura, un paisaje, etc.

Toda la Música | Audición Comentada Online   Danza Macabra de Camille Saint Saëns

Toda la Música | Audición Comentada Online   Danza Macabra de Camille Saint Saëns

Toda la Música | Audición Comentada Online   Danza Macabra de Camille Saint Saëns

Encontramos en esta obra una orquesta que a veces funciona como un todo, pero en la que en ocasiones también hay instrumentos solistas, como el arpa cuando suenan las doce campanadas, el xilófono que nos recuerda el entrechocar de los huesos de los bailarines, el violín con el que la Muerte interpreta su danza o el oboe que nos recuerda al canto del gallo.

Como curiosidad, el violín en esta obra se debe afinar de manera diferente a lo habitual, de forma que entre sus dos cuerdas más agudas se forma un intervalo de cuarta aumentada, es decir, una combinación de notas algo disonante, y que durante mucho tiempo estuvo “prohibida” por considerarse que su sonoridad era excesivamente estridente, aunque el motivo de esta prohibición quizá también fuera su dificultad a la hora de afinarlo cantando.

En cualquier caso, durante bastante tiempo a este intervalo se le llamó “diabolus in musica”, el diablo en la música, y era rechazado por los compositores en sus obras. No deja de ser curioso que justo sea ese intervalo el que elige Saint-Saëns para afinar el violín con el que la Muerte interpreta esta danza.

El empleo del xilófono en su día supuso una novedad, ya que era un instrumento originario de África bastante desconocido en Europa en aquel momento.

El estreno de esta obra supuso un gran fracaso, siendo recibida con silbidos, aunque hoy nos parezca increíble. Pero no todos silbaron, el pianista Franz Liszt quedó tan gratamente impresionado por esta obra, que más tarde hizo un arreglo de la misma para piano solo.

Audición Comentada Online
Danza Macabra de Camille Saint-Saëns

Por Yrene Echeverría de www.elviolin.com

Toda la Música | Audición Comentada Online   Danza Macabra de Camille Saint Saëns

Ver el concierto completo

Nos encontramos en un cementerio en una noche invernal. Podemos escuchar el viento entre las lápidas cuando suenan las doce campanadas que anuncian la medianoche.

Esta es la señal para que aparezca la Muerte, que comienza a afinar su violín, y cuando comienza a interpretar su danza, los muertos salen de sus tumbas y comienzan a bailar.

La flauta toca una melodía que después retoman las cuerdas, entre las que sobresale el violín solista, el violín de la Muerte. La música se vuelve más y más intensa, cada vez se suman más instrumentos y volvemos a escuchar las melodías anteriores interpretadas por toda la orquesta.

Los huesos de los esqueletos entrechocan al bailar mientras la Muerte continúa su danza, un vals con el que los muertos giran y giran mientras seguimos escuchando el sonido de sus huesos chocando entre sí, interpretado por el xilófono.

La danza se vuelve más tenebrosa cuando se traslada a los instrumentos graves de la orquesta, pero poco a poco volvemos a escuchar registros más agudos y de pronto el vals se dulcifica para de nuevo cobrar más vigor y velocidad.

Escuchamos de nuevo la melodía en en el violín con una sonoridad seductora y se establece un diálogo entre los instrumentos de cuerda y de viento.

El viento de la noche sigue sonando en los instrumentos de cuerda y la danza macabra se vuelve más y más intensa. Escuchamos fragmentos del tema principal en el viento metal mientras el viento sigue aullando en las cuerdas y los esqueletos siguen entrechocando sus huesos.

El ritmo comienza a decrecer a medida que avanzan las horas y las melodías suenan menos agitadas cada vez, pero de pronto todo se intensifica en un nuevo crescendo que nos lleva a la parte más dinámica y fogosa de la danza. La música crece y se acelera en un desenfrenado éxtasis en el que participa toda la orquesta.

Tras lo que parece ser el final de la pieza, se hace el silencio y escuchamos un solo de oboe: es el gallo que canta anunciando la llegada del nuevo día, y todos los demás instrumentos se callan.

Es la hora de regresar y de que todos los participantes de esta danza macabra vuelvan a sus tumbas. Después de un último solo del violín la obra concluye.

Sobre Charles Camille Saint-Saëns

Toda la Música | Audición Comentada Online   Danza Macabra de Camille Saint Saëns

(París, 1835 – Argel, 1921) Compositor francés. Perdió a su padre cuando contaba solamente cuatro meses, y recibió la primera formación musical de su madre y de una tía; se mostró tan precoz en tal aspecto que a los cinco años pudo ya componer para el piano. Fue confiado entonces a la guía del pianista Stamaty, el cual lo presentó como pequeño virtuoso del piano en 1845.

Estudió órgano con Benoit y composición con Halévy. En 1852 ganó un concurso con una Ode à Sainte Cécile; en 1853 fue nombrado organista de St. Merry, y en el año 1857 alcanzó el mismo cargo en la Madeleine; en 1861 obtuvo la cátedra de piano de la escuela Niedermeyer. Su primera obra teatral, Le timbre d’argent (1864-1865), no pudo llegar a la escena.

Temperamento batallador y enérgico, fundó en 1871 la Société Nationale de Musique, orientada concretamente al fomento de la ejecución y la difusión de la nueva música francesa. La iniciativa, a la cual se adhirieron, entre otros, Édouard Lalo, César Franck, Georges Bizet y Gabriel Fauré, tuvo una gran importancia en sus aspectos de propulsión y organización. En 1872 Camille Saint-Saëns pudo ver finalmente satisfechas sus aspiraciones escénicas: siquiera con escaso éxito, fue representada en la Opéra Comique su obra La princesse jaune.

A esta misma época pertenecen también algunas de las producciones sinfónicas más importantes de Camille Saint-Saëns: los poemas La rueca de Onfalia (1871), Phaéton (1873), Danza macabra (1874) y La jeunesse d’Hercule (1877), en el que puede percibirse una intensa influencia de las obras análogas de Franz Liszt; y los Conciertos segundo, tercero y cuarto para piano, en sol menor (1868), mi bemol mayor (1869) y do menor (1875), cuyo virtuosismo pianístico alcanza un alto nivel de perfección en cuanto a la forma y a la estructura, y de acuerdo con esquemas imponentes y grandiosos, pero generalmente poco profundos.

La infatigable actividad creadora de Saint-Saëns abarca todos los campos de la música y todas las combinaciones instrumentales y vocales posibles. Sin embargo, su gran aspiración fue siempre el teatro. Le dio ocasión a ello Liszt, su gran admirador, quien promovió en Weimar la representación de Sansón y Dalila, celebrada el 2 de diciembre de 1877; se trata de la mejor obra del músico, tanto por su vigoroso planteamiento como por la fuerza de los coros y la amplitud descriptiva del ambiente, y es la única aún hoy representada.

Cuanto posteriormente compusiera Saint-Saëns presenta bien un valor académico y formal, siquiera siempre dentro de una cuidadosa dignidad de construcción -así, Henri VIII (1883), Ascanio (1890), Déjanire (1898), los dos Conciertos para violín en do mayor y si menor (1879 y 1880), la Sinfonía en do menor con órgano y dos pianos (1886), y el quinto Concierto para piano (1895)-, o bien meramente descriptivo y agradable, como en la “fantasía zoológica” El carnaval de los animales (1886).

Durante las últimos años de su vida Saint-Saëns fue interesándose cada vez más por la música popular árabe; pero su producción no anduvo, en este ámbito, más allá de un genérico orientalismo amanerado. Acariciado por el honor y la fama, terminó casi repentinamente sus días en Argel, donde pasaba el invierno desde hacía ya algunos años, poco después de la Primera Guerra Mundial, época en que figuraba entre los nacionalistas más ardientes. Notables son también los artículos que publicó durante su vida en diversos periódicos y revistas, reunidos en los volúmenes Harmonie et mélodie, Portraits et souvenirs y, singularmente, École buissonnière.

Fuente
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). Biografia de Camille Saint-Saëns.
En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España).

Sobre las Audiciones Comentadas,
momentáneamente suspendidas

¿Quieres saber qué son las Audiciones Comentadas?

Lunes 16 de marzo de 20:00 a 21:00

Horario habitual de actividades: Todos los lunes de 20:00 a 21:00
Lugar: Escuela de Música Soto Mesa Sta Cruz de Marcenado, 1, Madrid. Metro San Bernardo (L2-L4)
Precio: Individual 10€, bono de cinco audiciones 25€. Estas últimas, con una validez de un año.

La primera actividad es gratuita, excepto los conciertos.
Reserva tu plaza en el 91 593 48 55.  
Toda la Música | Audición Comentada Online   Danza Macabra de Camille Saint Saëns

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies