Presentación del CD ‘Revolucionario’, del Quinteto Astor Piazzolla





Toda la Música | Presentación del CD Revolucionario, del Quinteto Astor Piazzolla

Con la presencia de Laura Escalada Piazzolla

Con este primer CD de una serie de cuatro, cuya edición final coincidirá con el centenario de nacimiento de Astor Piazzolla en 2021, el Quinteto que lleva su nombre se embarca en el ambicioso proyecto de alzar la inconfundible voz del gran renovador del tango.

Tras la muerte del compositor en 1992, se creó la Fundación Astor Piazzolla con el objetivo de cuidar su legado y darlo a conocer. La viuda de Piazzolla, y Presidenta de la Fundación, Laura Escalada, decidió reagrupar al Quinteto Astor Piazzolla (que se formó por primera vez en los años 60) y proveerlo de cinco músicos virtuosos capaces de interpretar la música original de quien revolucionó el tango. Hace ahora ya más de veinte años que el renovado conjunto comenzó su andadura por los escenarios más reputados del globo, aclamado por la prensa internacional como el único con la capacidad de representar el inimitable estilo del gran precursor del tango renovado.

El CD Revolucionario, retrata varias facetas del Piazzolla transgresor, desde Tango Para una Ciudad o Retrato de Alfredo Gobbi, inimaginables sin el trasfondo académico del autor, hasta Fracanapa con su esencia milonguera (aquí Piazzolla emplea la técnica virtuosa de tocar su bandoneón con dos manos). Y también desde el peliagudo tema Revolucionario con sus virtuosos solos instrumentales hasta Milonga for Three and Finale, una de las pocas piezas de este CD con un tono general más apacible. Con sus 12 temas, Revolucionario contiene música escrita entre 1950 y finales de los 80, y resalta los aspectos innovadores del hombre que luchó contracorriente para alcanzar la merecida fama del pionero.

Toda la Música | Presentación del CD Revolucionario, del Quinteto Astor Piazzolla

Toda la Música | Presentación del CD Revolucionario, del Quinteto Astor Piazzolla
Toda la Música | Presentación del CD Revolucionario, del Quinteto Astor Piazzolla

Toda la Música | Presentación del CD Revolucionario, del Quinteto Astor Piazzolla
El bandoneón de Astor Piazzolla

Lunes 22 de octubre a las 19:30hs | Piano Lab
Hinves Pianos, c/ Fuenterrabía, 4, Madrid

Revolucionario

El hombre que transgredió las fronteras del tango popular

Toda la Música | Presentación del CD Revolucionario, del Quinteto Astor Piazzolla
La señora Laura Escalada Piazzolla

La entrada del bandoneón en la vida de Astor Piazzolla no fue aquel acontecimiento crucial con el que cualquier biógrafo hubiera soñado para narrar la sorprendente historia de quien hoy en día ocupa por mérito propio un lugar destacado en la historia de la música de su país natal y, por extensión, universal. Su padre, al que treinta años más tarde dedicaría el famoso tango Adiós Nonino, le compró un bandoneón de segunda mano en su octavo aniversario, adquirido por unos cuantos dólares en una casa de empeño en Nueva York. Cuatro años antes, concretamente en 1925, la familia había emigrado a los Estados Unidos huyendo de la crisis social y económica que asolaba Argentina para instalarse en el por aquel entonces violento pero también culturalmente variopinto barrio de Greenwich Village, donde el padre abrió una peluquería. El hijo único del matrimonio formado por Vicente Piazzolla y Assunta Mainetti no tardó en mostrar sus dotes musicales que desarrolló en sus clases de piano con su amigo Andrés D’Aquila. Al bandoneón le dedicaba tiempo más por complacer al padre que por verdadera afición. Mientras que Piazzolla hijo se interesaba por el jazz y por J. S. Bach, su progenitor no hacía mas que oír tangos y más tangos recordando con nostalgia a sus amigos y familiares de Buenos Aires. Y precisamente en estos orígenes se halla la clave para entender la trayectoria profesional, el afán, las convicciones y el destino de quien habría de erigirse como el gran renovador del tango, desde la temprana amistad con el treinta años mayor Carlos Gardel, pasando por su colaboración con la Orquesta Típica de Aníbal Troilo, su encuentro con Rubinstein, sus clases de composición con Alberto Ginastera y sobre todo con Nadia Boulanger. Fue la reputada pedagoga francesa la que le alentó en París a seguir los pasos del tango porque “aquí está el verdadero Piazzolla. No lo abandone nunca!”

En 1955 Piazzolla regresa a Argentina tras estudiar 18 meses con Boulanger (“que me sirvieron como si hubieran sido 18 años”, asevera el autor) y crea el Octeto Buenos Aires, cuna del Nuevo Tango, y en los sesenta el Quinteto que lleva su nombre, formado por un violín, contrabajo, guitarra eléctrica, piano y bandoneón. Tras varias etapas y lógicos cambios en la plantilla, este ensemble sigue hoy en día en activo gracias a la iniciativa de Laura Escalada Piazzolla. Podría decirse que el Quinteto es el defensor del legado original del compositor que siempre quiso volver a su patria, a la que amaba aunque durante un tiempo fuera el lugar donde menos se le aceptara por transgredir las fronteras del tango popular (“En la Argentina se puede cambiar todo menos el tango porque era como convertirse a otra religión.“).

Argentina – USA – Argentina – Francia – Argentina – USA – Argentina – Italia y finalmente de nuevo Argentina, donde fallece el 4 de julio de 1992 a los 71 años de edad. Estos son, a grosso modo, los eslabones cronológicos en la vida de Piazzolla. Salta a la vista el enorme apego a la patria que a través de sus círculos puristas tardó en reconocer al hijo pródigo.

El año 1937 marca un punto de inflexión en la vida de Piazzolla. La familia regresa a Buenos Aires y el músico de dieciséis años de edad asiste a una función del conjunto tanguero de Elvino Vardaro, su futuro violinista. Allí oyó por primera vez tangos interpretados de un modo diferente que encendieron en su interior la llama de la pasión. A partir de ese momento intensificó sus horas de estudio del instrumento y comenzó a “conocer la música”. En la década de los cuarenta compone un buen número de obras clásico-modernas que por un lado sirvieron para que perfeccionara su técnica y por el otro influenciaron su estilo, en el sentido de que en las más avanzadas resuenan aún hoy en día los ecos de la música de vanguardia que él había conocido a través de sus mentores, tales como Alberto Ginastera, preocupado también por sintetizar en su propia música el folclore nacional con las corrientes contemporáneas de la época. En 1953 Piazzolla presenta sus Tres movimientos Sinfónicos, op.15 en el concurso creado en honor al director de orquesta norteamericano de origen ruso Fabien Sevitzky y obtiene el primer premio, consistente en una beca que, a la postre, permitió que estudiara con Boulanger en Francia. El mero hecho de añadir bandoneones a la plantilla orquestal produjo un sonado escándalo ante la indignación del público más conservador que no podía tolerar tal sacrilegio.

Hoy en día existen innumerables transcripciones y arreglos de la música de Astor Piazzolla. Basta con introducir su nombre en cualquier buscador o portal de internet para que emerjan un mar de páginas web y videos con versiones para cualquier tipo de plantilla, por no hablar de aquellas realizadas por insignes intérpretes del pop. La lista es interminable y abarca desde arreglos para tuba y marimba hasta las grandes orquestas sinfónicas. Nadie se siente indiferente ante la música de Piazzolla, y sus ritmos y melodías han formado y siguen formando parte de los programas de concierto de músicos de jazz, clásica, folk, rock, electrónica o de cualquier otro posible género. El Quinteto Astor Piazzolla no forma parte del incesante flujo de cantantes e intérpretes, conjuntos instrumentales y orquestas seducidos por el vasto opus del compositor. En cuanto que máxima expresión y perfecto transmisor de las ideas del maestro, lo acompañó durante los momentos más destacados de su innovadora carrera musical. El primer Quinteto se formó en los años 60, causando sensación entre el público joven con su sonido provocador. En 1978 comenzó una segunda era, marcada por la evolución de Piazzolla hacia un estilo más elaborado e intelectual. Después de la muerte del compositor se creó la Fundación Astor Piazzolla con el objetivo de cuidar su legado y darlo a conocer. La viuda de Piazzolla y Presidenta de la Fundación, Laura Escalada, decidió reagrupar al Quinteto y proveerlo de cinco músicos virtuosos capaces de interpretar la música original de quien revolucionó el tango. Hace ahora ya más de veinte años que el conjunto comenzó su andadura por los escenarios más reputados del globo, aclamado por la prensa internacional como el único con la capacidad de representar el inimitable estilo del gran precursor del tango renovado.

El CD

Toda la Música | Presentación del CD Revolucionario, del Quinteto Astor Piazzolla

Este primer CD de una serie de cuatro, cuya edición final coincidirá con el centenario de nacimiento del autor en 2021, contiene una docena de piezas compuestas entre 1950 y finales de los 80, poco antes de que Piazzolla se sometiera a una operación del corazón:

  • Chin Chinse basa en la versión del Montreal Jazz Festival de 1984 y nunca fue grabado en estudio, pero sí interpretado en vivo.

  • Revolucionarioestá considerado como uno de los temas más difíciles de interpretar. Nos hallamos aquí ante la generosidad de Piazzolla, quien desafiaba a sus músicos otorgándoles la oportunidad para el lucimiento personal.

  • La Camorra Isurgió a final de la última etapa del Quinteto, es decir hacia 1988 y poco antes de que se disolviera el conjunto. Su ritmo de cortante filo y unísonos melódicos la convierten en una muestra característica del estilo maduro de Piazzolla, con secuencias lentas en su interior que potencian los arranques de las más vivas y enérgicas. Piazzolla grabó las tres Camorras en mayo de 1988 (Nueva York), en la que sería la última sesión de grabación del Quinteto.

  • El Concierto para Quintetohace referencia a la versión del vinilo homónimo de 1971, con la particularidad de incorporar aquí la transcripción del solo de guitarra de Cacho Tirao.

  • Milonga Locaes un tema compuesto para la película El Exilio de Gardel (1986) que apareció posteriormente en el álbum con el título premonitorio de Tango: Zero Hours.

  • La presentación de Romance del Diablo se produjo en un concierto homenaje a Alberto Ginastera, grabado dentro de la Serie del diablo en el álbum Concierto en el Philharmonic Hall de Nueva York (1965).

  • Compuesto a principios de los cincuenta, Lo que vendrá se orienta aquí en la grabación con su Nuevo Octeto de Tango Contemporáneo (1963). Piazzolla quemó la partitura, pero se pudieron recuperar las partes gracias a la grabación.

  • De Fracanapa (incluido en el álbum Tango para una Ciudad de 1963) se dice que hace mención a las máscaras venecianas, concretamente a la `anti´-Pantalone como crítica a la pudiente burguesía veneciana. Lo particular de este tema es que Piazzolla emplea las dos manos para tocar su bandoneón, agregándole complejidad y virtuosismo a la interpretación.

  • Tango para una Ciudad, también del álbum homónimo,alude simultáneamente a las ciudades de Buenos Aires y Nueva York. Nos hallamos aquí ante un tango bastante complejo que ni el propio Piazzolla volvió a interpretar después de la presente versión.

  • Retrato de Alfredo Gobbi surgió alrededor de 1966 y remite a la grabación Astor Piazzolla – Live at Regina Theatre de 1970. Piazzolla rinde aquí tributo a quien consideró el padre del tango.

  • Milonga for Three and Finale forma parte del álbum The Rough Dancer and the Cyclical Night (Tango Apasionado) de 1988, una de las pocas piezas con un tono general más apacible, sin bien salpicada de intervenciones virtuosas del saxo.

  • Con Retrato de Milton de los años 1972-73, dedicado al gran músico brasileño Milton Nascimento, concluye este CD que muestra varias facetas del Piazzolla revolucionario, del hombre que luchó contracorriente para alcanzar la merecida fama del pionero.

Antonio Gómez Schneekloth

Quinteto Astor Piazzolla – Camorra 1

“Las obras Tango Para una Ciudad, Retrato de Alfredo Gobbi y Romance del Diablo podemos enmarcarlas dentro de la línea en donde Piazzolla pone su capacidad técnica compositiva, es decir su formación académica, al servicio del género que abraza (el tango). Esto ocurre a partir del consejo de Nadia Boulanger con quien había estudiado en Europa. A diferencia de éstas, Fracanapa por ejemplo, tiene un estilo más canyengue y esencia milonguera, influenciado quizá por el lápiz de Pugliese con quien compartió escenario y admiración mutua. Podemos escuchar claramente en Milonga Loca, Tango para una Ciudad, Retrato de Alfredo Gobbi, por citar solo a algunas de las obras del CD, cómo su propia concepción como arreglador toma elementos del jazz de los 50 y de la música europea: Stravinsky, Bartok, el mismo Bach y la escritura canónica, el uso de compases irregulares, el politonalismo, por citar solo algunos elementos, que se mixturan generando también una personalidad propia como arreglador de su propia música, que en los ejemplos citados se escucha claramente. Es tan revolucionario como compositor, así como en su faz de arreglador de su propia música.“

Julián Vat

Director musical del Quinteto Astor Piazzolla

Nota de prensa completa

Toda la Música | Presentación del CD Revolucionario, del Quinteto Astor Piazzolla

NdeP

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies