La soprano Miren Urbieta-Vega y el pianista Rubén Fdez. Aguirre interpretan su disco Ametsetan





Comparte TLM con tus amigos!
  

Reivindican el euskera y la cultura musical vasca del siglo XX

En estos tiempos que corren, pocos artistas se atreven a publicar un CD y menos aún de música lírica en euskera. Es lo que han hecho la soprano Miren Urbieta-Vega y el pianista Rubén Fernández Aguirre con Ametsetan, un disco muy especial en el que los dos artistas rinden tributo a la música de su tierra, reivindicando la cultura musical vasca del siglo XX y especialmente las composiciones en euskera, no en vano 24 de los 30 temas que forman el disco son en euskera.

El próximo lunes, 10 de diciembre, a partir de las 19:30 horas, el público tendrá la ocasión de disfrutar en el Teatro Arriaga con la interpretación en directo de Ametsetan. La soprano donostiarra y el pianista baracaldés presentarán en este concierto el repertorio del disco, que incluye composiciones de algunos de los más destacados compositores vascos del siglo XX, todos ellos afectos al íntimo y refinado mundo de la canción de cámara, como son el donostiarra Pablo Sorozábal (1897-1988), el alavés Jesús Guridi (1886-1961), el bilbaino Andrés Isasi (1890-1940) y el navarro Félix Lavilla (1928-2013), maestro del propio Fernádez Aguirre. Además, Miren Urbieta-Vega y Rubén Fernández Aguirre también interpretarán el ciclo Tres nombres de mujer, de Antón García Abril, que han recuperado para Ametsetan y que fue presentado en el Teatro Arriaga por los mismos artistas en 2016, en un recital al que asistió el propio García Abril.

Melodías para soñar

Toda la Música | La soprano Miren Urbieta Vega y el pianista Rubén Fdez. Aguirre interpretan su disco Ametsetan

Ametsetan promete ser una deliciosa velada musical con preciosas melodías y la belleza y musicalidad de la canción en euskera. Fieles al contenido y al espíritu del disco, Urbieta-Vega y Fdez. Aguirre ofrecerán una selección musical que incluye los Siete lieder sobre textos de Heine del donostiarra Pablo Sorozábal y ocho de las canciones populares del alavés Jesús Guridi, de donde nacieron las emblemáticas Diez melodías vascas. También se escucharán cuatro canciones del compositor bilbaíno Andrés Isasi, un creador seguramente menos interpretado en salas de concierto de lo que su obra merece; y otras cuatro melodías del pianista navarro Félix Lavilla, sus Cuatro canciones vascas. Hay que reseñar que Lavilla es una figura de referencia importante para el maestro Fernández Aguirre, no en vano fue uno de sus mentores, con el que incluso preparó parte del repertorio para voz y piano, incluyendo algunas de sus propias composiciones, antes de su fallecimiento en 2013. De hecho, en su memoria, el pianista y compositor Manuel García Morante armonizó veinte melodías vascas de las que cuatro de ellas forman parte de Ametsetan y también serán interpretadas en el Teatro Arriaga. Por último, la voz de Miren y las teclas de Rubén resonarán con el citado ciclo de Antón García Abril, que el gran compositor dedicó al propio Rubén Fernández Aguirre.

Toda la Música | La soprano Miren Urbieta Vega y el pianista Rubén Fdez. Aguirre interpretan su disco Ametsetan
Toda la Música | La soprano Miren Urbieta Vega y el pianista Rubén Fdez. Aguirre interpretan su disco Ametsetan

Sobre el disco

Toda la Música | La soprano Miren Urbieta Vega y el pianista Rubén Fdez. Aguirre interpretan su disco Ametsetan

Ametsetan, editado por el sello IBS Classical en noviembre de 2018, se grabó hace poco más de un año, entre los días 5 y 8 de noviembre de 2017, en el Auditorio Manuel de Falla de Granada, con el cotizado productor musical Francisco Moya. Este disco ha visto la luz gracias al apoyo del Departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco.

Lunes 10 de diciembre a las 19:30hs | Teatro Arriaga de Bilbao

Venta de entradas

Comprar entradas

Toda la Música | La soprano Miren Urbieta Vega y el pianista Rubén Fdez. Aguirre interpretan su disco Ametsetan

Acerca de los compositores

Tras el fin de la última Guerra Carlista (1876) y durante las primeras décadas del siglo XX se produjo un florecimiento artístico sin precedentes en Euskadi, donde surgieron grandes autores que aspiraban a medirse en igualdad de condiciones con artistas europeos, pero sin renunciar a su propia personalidad ni a sus raíces. El bilbaíno Andrés Isasi (1890-1940) fue el más comprometido con el modernismo musical de su tiempo.

Otra figura importante fue el vitoriano Jesús Guridi (1886-1961), miembro de una familia burguesa de marcada tradición musical (nieto de Nicolás Ledesma, famoso maestro de Capilla). Guridi se convirtió durante cerca de dos décadas en figura central de la vida musical bilbaína y supo encarnar los ideales del ascendente nacionalismo musical vasco, del que fueron exponente ejemplar sus Diez melodías vascas (1941), tomadas del Cancionero Popular de Azkue. Por contraste, llama la atención el origen proletario de Pablo Sorozábal (1897-1988). Hijo de un bertsolari de ascendencia campesina, respiró los aires refinados de la ‘Belle Époque’ desde las filas del Orfeón Donostiarra y la orquesta del Gran Casino de San Sebastián. Sus oficios de subsistencia en cines, cafés y cabarés le permitieron empaparse del folklore urbano contemporáneo y del incipiente jazz. Precisamente en la intersección entre cultura popular y alta cultura se sitúan los Siete Lieder de 1929, que trasladan la poética de Heine al ámbito euskaldún.

Félix Lavilla (1928-2013), maestro de Rubén Fdez. Aguirre, fue un gran conocedor del repertorio español para voz y piano (Granados, de Falla, Toldrà, Turina, Obradors, etc…) y además un magnífico compositor, como demuestran las Cuatro Canciones Vascas que dedicó a Teresa Berganza, de enorme riqueza musical. Precisamente de Lavilla recibió un encargo Manuel García Morante, compositor y pianista de la irrepetible soprano Victoria de los Ángeles, para armonizar unas melodías vascas que jamás recibió, puesto que Lavilla falleció antes de poder enviárselas. Pero tras contactar con su hija, García Morante armonizó veinte de ellas, muy emotivas, dedicándoselas a Félix Lavilla in memoriam.

Por último, Antón García Abril, el gran compositor turolense, regaló a Rubén Fdez. Aguirre el honor de ser el destinatario de unas composiciones suyas, con la condición de que le buscara unos poemas que le cautivaran. Fdez. Aguirre le enseñó Isabel, Ainhoa y Begoña, tres historias de vida apasionada nacidas del mensaje de tres poetas vascos, que atraparon a García Abril y le empujaron a componer el ciclo Tres nombres de mujer.

Nota de prensa en euskera

Toda la Música | La soprano Miren Urbieta Vega y el pianista Rubén Fdez. Aguirre interpretan su disco Ametsetan

NdeP – Responsable de Comunicación – Teatro Arriaga de Bilbao

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies