La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo

Publicado hace 1 mes


28.000 personas, 75 citas celbradas y ocupación media del 74%

Desde una perspectiva artística, cabe subrayar el debut juntos de Xabier Anduaga y Elena Sancho-Pereg en La Fille du Régiment, en el estreno de una producción propia de ópera, así como la buena acogida del público ante la firme apuesta por un repertorio novedoso.

La 83 Quincena Musical de San Sebastián llega a su fin mañana, sábado 27 de agosto, y lo hará con el segundo de los conciertos que la Orquesta Filarmónica Checa, dirigida por Semyon Bychkov, ofrecerá en el festival.

Antes, el vierenes 26 de agosto, se subió al escenario del Kursaal para interpretar la 7º sinfonía de Mahler, y sábado 27 de agosto, repetirán con un concierto en el que la orquesta estará acompañada por las pianistas Katia y Marielle Labèque la soprano Evelina Dobračeva, la mezzo Lucie Hilscherová, el tenor Aleš Briscein, el bajo Jan Martiník, la organista Daniela Valtová Kosinová y el Orfeón Donostiarra, para clausurar la 83ª Quincena Musical por todo lo alto con una selección de piezas festivas de autores bohemios como Dvorak, Martinu, y la monumental Misa glagolítica de Leos Janacek. Ambas citas tendrán lugar a las 20:00 horas en el Auditorio Kursaal.

La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo | Toda la Música
Xabier Anduaga y Elena Sancho-Pereg en La Fille du Régiment

La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo | Toda la Música

La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo | Toda la Música
La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo | Toda la Música
Semyon Bychkov al frente de la Orquesta Filarmónica Checa – © Iñigo Ibañez

La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo | Toda la Música

Tras dos ediciones de dimensiones limitadas a causa de la pandemia, esta edición ha sido una edición marcada por la recuperación de la totalidad de los aforos, y la afluencia de público a los conciertos marca una tendencia positiva: en los conciertos celebrados en el Auditorio Kursaal, la bajada de público, prevista ya con anterioridad al festival, se ha limitado finalmente a menos de un 10%.

28.200 personas han asistido a las 75 citas musicales celebradas y la recaudación total obtenida en la taquilla ha ascendido a 669.000 € brutos, dejando lejos los datos de 2021 (385.000 €), pero sin alcanzar los niveles de 2019, en los que se obtuvieron 942.000 € vía ingresos de taquilla, con un mayor número de conciertos.

El ciclo de conciertos celebrado en el Auditorio Kursaal ha contado con un total de 14.481 asistentes, lo que supone más de un 80% de ocupación. Epicentro de la Quincena y escenario de sus conciertos sinfónico-corales, el auditorio ha sido testigo de la vuelta de la ópera escenificada al festival,en la que, por primera vez, Elena Sancho-Pereg y Xabier Anduaga, ambos cantantes donostiarras de gran proyección internacional, han interpretado juntos La Fille du Régiment; en las dos funciones, Xabier Anduaga bisó, por primera vez en su ciudad, la escena que incluye la conocida aria “Ah! Mes amis” (“El público respondió con verdadera pasión al éxito de Xabier Anduaga”, E. Bert, Ritmo).

En una época en la que escasean las nuevas producciones, la Quincena Musical se ha embarcado este año en la creación de una nueva propuesta conformada por un elenco casi íntegramente local y una escenografía diseñada y construida en base a criterios de sostenibilidad, de acuerdo con la política ambiental del festival.

El Kursaal también ha sido testigo del regreso de un género poco habitual en la programación de la Quincena, la zarzuela; en el año del 125 aniversario del nacimiento del compositor Pablo Sorozabal, al que se ha homenajeado en varios conciertos y espectáculos de la edición, La tabernera del puerto en versión concierto, interpretada por un elenco encabezado por Miren Urbieta-Vega y Andeka Gorrotxategi, la Bilbao Orkestra Sinfonikoa y Landarbaso Abesbatza, mereció el favor del público (“La zarzuela ha vuelto a la Quincena Musical donostiarra tras largos años de ausencia. Y lo ha hecho con gran éxito de público, como se pudo apreciar en un Kursaal abarrotado”, A. García Urcola, Scherzo).

La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo | Toda la Música
El maestro John Eliot Gardiner, al frente del ensemble English Baroque Soloists y del Monteverdi Choir

La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo | Toda la Música

La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo | Toda la Música
Katia & Marielle Labèque

Como es habitual, el ciclo ha contado con numerosas formaciones internacionales, como Monteverdi Choir y English Baroque Soloists, bajo la batuta de John Eliot Gardiner; la Orquesta Sinfónica de la Radio de Frankfurt, dirigida por Alain Altinoglu y junto a la violinista Bomsori Kim;Collegium 1704, junto al maestro Václav Luks; y la ya mencionada Orquesta Filarmónica Checa junto al director Semyon Bychkov.

Pero también ha tenido gran peso la presencia local: en un concierto dedicado a la música americana, infrecuente en la Quincena, el director y pianista Wayne Marshall dirigió a la Euskadiko Orkestra y Andra Mari Abesbatza en la interpretación de piezas de Gershwin.

Y la Euskal Herriko Gazte Orkestra (EGO) y la Joven Orquesta de Canarias (JOCAN) compartieron este escenario, en un encuentro pionero entre jóvenes orquestas. A esto debemos añadir la excepcional presencia de coros vascos: Orfeón Donostiarra, Donostiako Orfeoi Gaztea, y los coros Landarbaso, Easo, Andra Mari y Vocalia Taldea. A estos se han sumado en la presente edición los internacionales Monteverdi y Collegium Vocale 1704. Esta importante presencia de coros ratifica la preeminencia de la música coral como una de las señas de identidad del festival, fiel reflejo de la raigambre de esta música en el territorio.

En el Teatro Victoria Eugenia, el Ballet Flamenco de Andalucía ha presentado su espectáculo “El Maleficio de la Mariposa” con las entradas agotadas y con una gran acogida por parte del público (“público en pie y cinco minutos de aplausos para la gran apuesta de danza de la 83 de edición de Quincena Musical”, I. de Arantzibia, DV).

El teatro también ha acogido el recital del pianista Víkingur Ólafsson, en el que el islandés ha confrontado la obra de Mozart con la de algunos de sus coetáneos. Como es habitual, también ha sido sede de la Quincena Infantil, en la que se ha estrenado Itsasotik, la nueva producción de la Quincena creada por y para público infantil y juvenil; un proyecto colaborativo desarrollado por los jóvenes del Coro Easo y de la Escolanía Aila Laredo, comandados por Gorka Miranda y bajo la dirección artística de Mafalda Saloio. En total, se han dado cita en el Victoria Eugenia 1.481 personas.

En lo referente al repertorio que se ha podido disfrutar a lo largo de estas semanas de festival, la programación no se ha limitado a brindar al público obras ya establecidas en el canon, sino que se ha apostado por programas poco habituales y repertorios novedosos, junto a piezas de nueva creación.

En este sentido, cabe destacar la favorable acogida del público ante obras de compositores como Weinberg, Martinů, Gershwin, Janáček, Zelenka, Gallupi o Cimarosa. En el Ciclo de Música Contemporánea se han estrenado las obras Ametsak 3 de Gabriel Erkoreka, Loquela Codex de Egemen Kurt, Clairobscur de Núria Giménez Comas; en el Ciclo de Música de Cámara, el Cuarteto nº2 de David el Puerto; y en el Ciclo de Órgano, Fantasía sobre “Agur Jesusen Ama”, escrita por David Briggs por encargo de la Quincena.

Nuevos espectáculos de danza también han visto la luz por primera vez durante el festival: Aditu de Jone San Martín, en el ciclo Tabakalera Dantzan, y Eta orain zer? de Kukai Dantza, que se estrenará mañana en Errenteria, en el marco del ciclo Quincena Andante y que cuenta, además, con música original del compositor Pascal Gaigne interpretada por la EGO, con una puesta en escena fuera de lo común.

En cuanto a los diferentes ciclos que conforman el festival, el claustro del Museo San Telmo se ha convertido un año más en escenario del Ciclo de Música Antigua y del Ciclo de Música de Cámara, que han reunido a 2.216 personas y han registrado varios llenos absolutos.

Además de los estrenos ya mencionados, el Ciclo de Música Contemporánea ha acogido propuestas innovadoras como, entre otras, el estreno del espectáculo multidisciplinar “Gaur!! 50º Aniversario de los Encuentros de Pamplona”, de SIGMA Project.

En su tercer año, Tabakalera Dantzan, ciclo del festival dedicado a la danza contemporánea y con sede en Tabakalera, avanza con éxito en su objetivo de abrir la Quincena a otros públicos. Así lo constatan los tres llenos absolutos cosechados en sus tres espectáculos con entrada limitada: en las dos sesiones de «Aditu” y en Dead, de Lasala; y ha contado con tres cápsulas gratuitas de la compañía Lökke abiertas a los visitantes de Tabakalera.

El Ciclo de Órgano, en su primera edición bajo la coordinación de Ana Belén García, ha ofrecido en su programación con 15 conciertos para poner en valor una vez más el rico patrimonio organístico de Gipuzkoa ha reunido a 4.255 personas, y que ha atraído a intérpretes de prestigio internacional como Michel Bouvard, Jon Laukvik, François Espinasse, Brett Leighton, Masaaki Suzuki, Gunnar Idenstam y Wayne Marshall (“Ha habido actuaciones únicas a lo largo de dos semanas, no vistas en los últimos años, citas especiales para disfrutar de nuestro patrimonio organístico en manos internacionales”, M. Garcia, Berria).

En el Palacio Miramar, el Ciclo de Jóvenes Intérpretes sigue ofreciendo una plataforma para la actividad concertística del alumnado de Musikene, al igual que Musikeler, en el marco de la programación veraniega de Kutxa Kultur en Tabakalera.

La Quincena Andante, el ciclo itinerante del festival, ha llevado la música de la Quincena a espacios alejados de los escenarios donostiarras, con la colaboración de ayuntamientos y de diferentes entidades. Conciertos como los celebrados en Leyre y Senpere, el homenaje a Sorozabal en Arantzazu, los conciertos dedicados por segundo año en Chillida Leku a Shostakovich de la mano del Cuarteto Gerhard, la celebración en Getaria del quinto centenario de la vuelta al mundo de Elkano, el recuerdo al Camino Ignaciano (con un recorrido entre Gesaltza y Arantzazu) o los conciertos de cámara en pequeñas localidades alavesas se han convertido en atractivos puntos de encuentro en torno a la cultura. Un total de 3.165 personas han presenciado los conciertos en Gipuzkoa, Navarra, Lapurdi y Álava (en colaboración con la Diputacion Foral de Álava).

Finalmente, #ConversanDO, la iniciativa que acerca la Quincena a nuevos públicos, ha vuelto al festival renovada, ofreciendo al público la oportunidad no solo de asistir por primera vez a un concierto de música clásica o a la ópera, sino también a los espectáculos de danza contemporánea de Tabakalera.

Programa de la 83º edición

La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo | Toda la Música

Más información

La Quincena Musical de San Sebastián cierra su edición número 83 con un balance positivo | Toda la Música  

Web | Twitter | Facebook | Instagram | Flickr | Spotify

NdeP - Quincena Musical

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies