Estreno de una nueva producción de La novia vendida, de Smetana, en el Aalto Theater de Essen





Toda la Música | Estreno de una nueva producción de La novia vendida, de Smetana, en el Aalto Theater de Essen

Reseña de La novia vendida de Smetana

El tan esperado estreno de una nueva versión de La novia vendida, la ópera cómica, liviana y optimista de Bedřich Smetana, en el Aalto Theater (http://www.aalto-musiktheater.de/) de la ciudad de Essen (cuenca del Ruhr), no defraudó del todo en la tarde de este sábado 14 de octubre; desde el punto de vista musical, canoro e histriónico fue todo un éxito, bajo la excelente dirección musical de Tomáš Netopil, si bien desde el ángulo escénico no satisfizo tanto a los espectadores como éstos hubieran deseado.

El concepto de la régie, un binomio que se autotitula SKTUR, Martin Kukučka (Martin, Eslovaquia, 1979) y Lukáš Trpišovský (Praga, 1979), no pasa lamentablemente por mostrar en todo su esplendor las fiestas y bailes campesinos del inagotable folclore checo que inspiran a Smetana y que éste trata tan magistralmente en esta obra, con personajes realistas, sino en concentrarse en los aspectos más deslucidos de los pueblos de Bohemia, ambientando la escena en un gimnasio.

Aquí parece aducir la dirección escénica que esa es la realidad actual en aquellos pagos y que muchas de sus manifestaciones populares tienen lugar hoy día (vestuario de Simona Rybáková, e iluminación de Manfred Kirst) en esos recintos dedicados a la práctica deportiva, perdiendo aquel carácter romántico-bucólico tradicional tan entrañable de la literatura y la lírica nacional bohemio-checa decimonónica.

Al principio, la escenografía (Martin Chocholoušek) del gimnasio, de buena factura en su carpintería, no aburre demasiado (dramaturgia de Svenja Gottsmann). Pero a partir del segundo acto, resulta monótona y no ayuda a enaltecer en toda su medida el sobresaliente trabajo que desarrollan orquesta, solistas, coro y actores. La platea tiene que cerrar los ojos para concentrarse en la música y el canto, eso sí con enorme deleite y fascinación. En lugar de baile –polca y furiant– hay mucho confeti, gritos histéricos como los proferidos por las chicas del cancán, y hombres haciendo cola ante los urinarios para expeler las aguas acumuladas, tras haber bebido litros de cerveza (Pilsen) administrados por sus compañeras.

Toda la Música | Estreno de una nueva producción de La novia vendida, de Smetana, en el Aalto Theater de Essen
Toda la Música | Estreno de una nueva producción de La novia vendida, de Smetana, en el Aalto Theater de Essen

El punto de mira es la troupe de comediantes que debería aparecer brevemente en la feria del pueblo, en el tercer y último acto y que en esta versión está constantemente presente a lo largo de toda la puesta. En la magnifica obertura se esfuman ya como pompas de jabón todos los sueños de Marenka (magnífica voz, muy cálida, e impresionante actuación dramática de la soprano británico-canadiense Jessica Muirhead) de celebrar una feliz boda con Jenik (estupendo en los agudos y con gran volumen de voz el tenor checo Richard Samek, invitado en esta producción; viene de la Staatsoperette Dresden, Opereta Estatal de Dresde). Marenka adhiere una foto de su amado a un saco de boxeo que cuelga en el centro del gimnasio y lo amenza furiosa con sus puños.

Toda la Música | Estreno de una nueva producción de La novia vendida, de Smetana, en el Aalto Theater de EssenExpuesta como en una vitrina y acorralada como un animal, Marenka aparece inequívocamente como una víctima, emparejada por sus padres y trapicheada por el casamentero Kezal (estupendo, muy refinado el bajo belga Tijl Faveyts, cautiva no solo a los padres de la novia, sino a toda la platea, casi se roba toda la escena, y nos da una idea de lo bien que suena esta ópera en checo).

Es más, incluso el final feliz que proclama a boca llena el coro (Opernchor des Aalto-Theaters, exquisitamente preparado por Jens Bingert) es cuestionado por esta puesta. El tenor checo Dmitry Ivanchey se mete de lleno y con gran acierto en el papel tragicómico del infeliz y tartamudo Vansek (hijo del rico granjero Tobías Micha y su mujer Hata) y hace un dúo alucinante (muy aplaudido) con la Marenka de Jessica Muirhead en la tercera escena del segundo acto (Eine ist mir gut bekannt; traducción libre: Una persona me es muy conocida).

Todo el elenco está muy bien, sin excepciones. La soprano estadounidense Christina Clark hace una maravillosa Esmeralda, principal bailarina del grupo de comediantes, cuyas breves intervenciones líricas fueron notables. Rainer Maria Röhr excelente en el rol del director de la compañía de cómicos.

No sería justo dejar de lado a los demás intérpretes. El campesino Krusina de Peter Paul es muy convincente. El papel de su mujer, Ludmila, encarnado por Bettina Ranch, un gran acierto. El rico granjero Tobías Micha de Karel Martin admirable; lo mismo, su mujer, Hata, personaje entregado por la mezzosoprano Marie-Helen Joël, y no en último término el indio perfecto que hace suyo singularmente Norbert Kumpf.

El público de pie ovacionó y aplaudió merecidamente durante largos minutos a esta nueva producción; los intérpretes alineados sobre el escenario aparecieron durante cuatro interminables aperturas y cierres de telón; los abucheos, si bien aislados, fueron dirigidos puntualmente y para escarmiento al equipo de la dirección escénica.

Algunas fotografías

Fotografie: Matthias Jung | mobil 0171 1900730 | www.jungfoto.de | mail@jungfoto.de

Ficha técnica

Essen, viernes 14 de octubre de 2017
Ópera Aalto Theater, de Essen

La novia vendida
Ópera cómica en tres actos de Bedřich Smetana (1824–1884)
Libreto de Karel Sabina (en idioma alemán con sobretítulos)
Estrenada el 20 de mayo de 1866 en el Teatro Provisional de Praga (dos años más tarde, y tras cuatro revisiones y ampliaciones, fue compuesta la versión definitiva para una representación en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo en 1871 que la catapultó de inmediato con gran éxito mundial)
Régie SKTUR Martin Kukučka (Martin, Eslovaquia, 1979) y Lukáš Trpišovský (Praga, 1979)
Escenografía Martin Chocholoušek
Vestuario Simona Rybáková
Iluminación Manfred Kirst
Dramaturgia Svenja Gottsmann

Opernchor des Aalto-Theater, preparado por Jens Bingert

Elenco

Peter Paul Krusina, campesino
Bettina Ranch Ludmila, su mujer)
Jessica Muirhead Marenka, hija de Krusina y Ludmila
Karel Martin Ludvik Tobías Micha, un rico granjero
Marie-Helen Joël
 Hata, su mujer
Dmitry Ivanchey Vansek, hijo de Tobías Micha y Hata
Richard Samek Jenik, hijo de Micha de su primer matrimonio
Tijl Faveyts Kezal, casamentero
Rainer Maria Röhr director de una compañía de cómicos
Christina Clark Esmeralda, bailarina
Norbert Kumpf un indio

Músicos sobre el escenario

Kerstin Holstein
Horst Westermann
Stefan Hüge
Pirmin Hofmann

Orquesta Essener Philharmoniker
Director musical Tomáš Netopil.

100% del aforo

Toda la Música | Estreno de una nueva producción de La novia vendida, de Smetana, en el Aalto Theater de Essen

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies