Christian Zacharias en concierto con la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Coral Andra Mari





Toda la Música | Christian Zacharias en concierto con la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Coral Andra Mari

Con este concierto Christian Zacharias regresa a la Quincena Musical en su doble faceta de pianista y director, para abordar un programa que explora las relaciones entre la música de Mozart y la de los hermanos Joseph y Michael Haydn

Tras su reciente participación en las dos representaciones de la ópera “La Italiana en Argel”, la Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE) regresa al Auditorio Kursaal para protagonizar uno de los conciertos del programa sinfónico de esta 79 edición. La cita será el sábado 18 de agosto, a partir de las 20:00 horas. La OSE es ya parte fundamental de la historia reciente de la Quincena, ya que, desde que se creó la orquesta en 1982, ha participado en cada una de las ediciones del festival. En muchas ocasiones lo ha hecho, además, acompañada por una de las agrupaciones corales asiduas al festival, la Coral Andra Mari Abesbatza de Errenteria, con la que volverá a unir fuerzas en esta ocasión para interpretar el “Réquiem en do menor” de Michael Haydn en la segunda parte del concierto. Para la interpretación de esta página se les sumarán además dos cantantes donostiarras que están desarrollando una importante carrera internacional, la soprano Alicia Amo (que sustituye en este programa a la donostiarra Elena Sancho-Pereg), y la mezzosoprano Clara Mouriz, así como el tenor Martin Mitterrutzner y el barítono Peter Harvey.

Todos ellos estarán dirigidos por Christian Zacharias, uno de los grandes especialistas en el repertorio clásico germánico y un artista muy querido por el público de la Quincena. Zacharias ha regresado regularmente al festival desde hace dos décadas, y durante las tres ediciones de 2000 a 2002 interpretó la integral de los 27 conciertos para piano de Mozart junto con la Orquesta de Cámara Escocesa y la Orquesta de Lausanne. Aquel hito en la historia del festival será rememorado en esta ocasión con el “Concierto nº24 en do menor”, en el que Zacharias dirigirá la orquesta desde el piano, tal y como lo hacía el propio Mozart. Christian Zacharias actuó como solista en el programa inaugural de la Temporada de Abono 1999/2000 de la Orquesta Sinfónica de Euskadi, bajo la dirección de Gilbert Varga; casi dos décadas después vuelve a compartir escenario con la Orquesta, en esta ocasión en su doble condición de pianista y director. Además de dirigir este concierto, la víspera del mismo Christian Zacharias impartirá una clase magistral en Musikene.

Toda la Música | Christian Zacharias en concierto con la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Coral Andra Mari
Christian Zacharias

Toda la Música | Christian Zacharias en concierto con la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Coral Andra Mari

Toda la Música | Christian Zacharias en concierto con la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Coral Andra Mari
Toda la Música | Christian Zacharias en concierto con la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Coral Andra Mari

Programa

Joseph Haydn
Sinfonía nº49 “La Passione” (25’)

Wolfgang Amadeus Mozart
Concierto para piano nº24 KV 491 (32’)

Michael Haydn
Réquiem en do menor MH 155 (45’)

Sábado 18 de agosto de 2018 a las 20:00hs | Auditorio Kursaal

Venta de entradas

Comprar entradas

El “Concierto nº24” nació durante el prodigioso periodo de 1784-1786, en el que Mozart compuso nada menos que doce conciertos para piano. Finalizado justo antes que “Las bodas de Fígaro”, algunos especialistas encuentran en el interior de este concierto un sentido del drama que se sustenta en el sentimiento trágico que lo envuelve, en sus ambigüos juegos armónicos entre la alegría y la tristeza y en la contrastante relación entre piano y orquesta. Beethoven, que tenía a este concierto de Mozart entre sus favoritos, afirmaba: “¡nunca seremos capaces de hacer algo parecido!”.

Antes del concierto de Mozart, sonará la “Sinfonía nº49 en fa menor” de Joseph Haydn, compuesta en 1768 durante su periodo compositivo conocido como Sturm un Drang (tormenta e ímpetu). Esta sinfonía, subtitulada “La passione” por el carácter ardoroso de la música que alberga, es un ejemplo paradigmático de este grupo de sinfonías escritas en las décadas de 1760 y 1770, en su mayoría en modo menor y colmadas de ritmos agitados y sentimientos encontrados. Ejercieron una gran influencia en el teatro musical de la época, pero también en obras puramente sinfónicas como el ya citado “Concierto nº24” de Mozart.

Mozart admiraba a Joseph Haydn hasta el punto de dedicarle un grupo de cuartetos de cuerda en 1785, pero quien realmente ejerció una influencia sobre su manera de componer fue su hermano. Michael Haydn. Este llegó en 1762 a Salzburgo, ciudad natal de Mozart, y produjo allí más de 360 composiciones en los 43 años siguiente. Michael Haydn fue un íntimo amigo del padre de Mozart, quien pudo conocer bien su obra desde niño, incluso en sus últimos años de vida, cuando abordó la creación de sus últimas tres sinfonías (1788), coronadas por la famosa “Júpiter”, Mozart seguía estudiando con atención las partituras del Haydn salzburgués. El “Réquiem en do menor” de Michael Haydn, que ocupará la segunda parte del concierto, fue escrito en 1771 con motivo del fallecimiento del Arzobispo Schrattenbach. Un Mozart de 15 años, recién regrasado de Italia, tocó en la orquesta que estrenó la obra en Salzburgo. Además de las múltiples similitudes que presenta con el célebre “Réquiem” de Mozart, al que probablemente sirvió de modelo en numerosos pasajes, la creación de Haydn posée por sí misma una grandeza y nobleza que la hacen digno de figurar entre los mejores exponentes musicales de la misa de difuntos.

Fuente

Toda la Música | Christian Zacharias en concierto con la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Coral Andra Mari

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies